Historias de Pluma Rosa

Si lo lees, espero que entiedas mucho en tan pocas palabras…..

Abrazame y muerdeme
llevate contigo mis heridas
avientame y dejame
mientras yo contemplo tu partida
en espera de que vuelvas
y tal vez vuelvas por mi

Y ya te vas que me diras
diras que poco sabes tu decir
despidete ya no estaras
almenos ten conmigo esa bondad
te extrañaré no mentiré
me duele que no estes
y tu te vas

Amarrame y muerdeme
llevate contigo mis heridas
murmurame y ladrame
y grita hasta que ya no escuche nada
solo ve como me quedo aqui esperando que no estes
en espera de que vuelvas
y tal vez vuelvas por mi
en espera de que vuelvas
y tal vez vuelvas por mi

Con todo lo más difícil es saber,
cuanto aguantaré.
Aveces lo más sensato es retroceder.

Con todo lo que he vivido encenderé,
de una sola vez,
la hoguera de los errores por cometer.

Tan pronto aparezco
como me vuelvo a perder,
porque últimamente todo se enreda
asta enloquecer.

Si supieras lo que me cuesta vivir sin ti,
no tendrías razones para tratarme asi.
Si supiera hacer lo que debo hacer
nada tendría que temer,
poco a poco me voy dejando la piel
por lo mal que se me da,
recordar sin ponerme a llorar,
vivir sin tener que sentirme así.

Tan pronto aparezco
como me vuelvo a perder,
porque últimamente todo se enreda
asta enloquecer.

Si supieras lo que me cuesta vivir sin ti,
no tendrías razones para tratarme asi.
Si supiera hacer lo que debo hacer,
nada tendría que temer,
poco a poco me voy dejando la piel,
por lo mal que se me da,
recordar sin ponerme a llorar,
vivir sin tener que sentirme así.

Es así como me siento estos días confusos, que extraño es todo esto........

Estuve pensando en lo que habíamos tenido, en lo bonito que fue al comienzo, y en lo horrible que se volvió cuando estuve de viaje, y me puse a llorar sin gota alguna, me parece extraño que no estes aquí, sin embargo es bueno para mi, sé que lo sabes. Así empezaba la última carta que le escribí, aun recuerdo mi dolor, mi llanto, y mis innumerables papeles higiénicos que en mi cama había, deseaba tanto que aún estemos, pero en toda relación siempre se dan estos conflictos, pero mi otra personalidad se me manifesto, sin querer, y le hable de una manera poco agradable, tanto asi fue, que al día siguiente, me llamó para saber como estaba, y casi ni recordaba lo que había hecho. Hoy miercoles muchas veces he suspirado, solo porque no lo tengo cerca. Es mi decisión y creo que es la mejor. Todo esto se resume en: “Amor y Dolor”. Ahora, desde que me di cuenta que no iba a volver a estar con él, de un día para otro, unas ganas incontrolables se han apoderado de mi mente, hoy por hoy ceno varias veces en la noche, al principio crei que solo era por el calor, sin embargo luego me di cuenta y me asuste, y después me di cuenta que ahora fumo una cajetilla diaria, solo para disfrutar el momento y quedarme mirando las musarañas, me duele tanto todo que en verdad creo que tengo la “Ansiedad” de hacer algo con mi vida o volverme adicto a algo para olvidarme de él, aún no puedo pensar en estar con alguien, y menos aún conocer a alguien, o salir con alguien, me da tanto miedo equivocarme, me da tanto miedo enamorarme, que prefiero quedarme solo con mi perro, ese es un temor de siempre, y se lo advertí, pero aún hizo lo que hizo, como odio eso, creo que lo que soy ahora es el resultado de mi temor, todo esto se define como: “Ansiedad, Locura, Obsesión, Temor, Cariño, Cobardía, Desesperanza, Odio, Molestia, Soledad, Pérdida”, sin embargo tengo unas ganas horrendas, debido a que nunca he sentido tanta la necesidad, de tener sexo, porque se deberá, quizas solo quiero sacarme de encima lo que siento, haciendome de algún modo daño, y creo que teniendo sexo con quien sea, me haría un daño terrible, pero temo, temo mucho, ahora temo tanto solo relacionarme, solo mirar a alguien con otros ojos, observar a otra persona y esa persona crea que soy una pobre persona confundida, que idiotez, yo nunca pedí estar así, nunca quice, y lo peor de todo es que no puedo llorar, aunque escuche las canciones más tristes del mundo o en todo caso escuche las canciones que alguna vez me dedico.

Los días pasan unos tras otros, el 4 de marzo llegué de Argentina con la esperanza de correr a sus brazos y amarnos nuevamente, sin embargo mi mente ya había cambiado, no lo noté cuando estaba por allá, pero lo cierto es que cambió. Ahora mi parte bisexual esta en duda, no sé si me gustan loschicos o laschicas, es por eso que trato de alejarme de un grupo y trato de estar con otro, pero es imposible. Una vez que pisas tierras desconocidas y te agradan sus dulces aromas no puedes dejarlas asi nada más. El mundo gay u homosexual, es una copia exacta del mundo heterosexual, con la diferencia de que nos gustan las personas del nuestro propio sexo. Existen tanto laschicas putas y loschicos putos como en el mundo heterosexual. Cuando me aventure a decirme -sí, me siento bisexual-, no creí que en el futuro iba a dudar por algún acontecimiento que me iba a pasar. Ya había cambiado, había dejado de ser cobarde para ir en contra de todos, para sentirme bien conmigo mismo, pero algo dentro de mi tambaleo. Creo que cuando mi ex- vió que me iba y no quizo terminar, pense en que de verdad me quería, pero como en todo no vi más allá y me dolió peor. Decidí hacerme el fuerte, pero no pude, mi mundo tambaleo cuando me dijo que había conocido a ora personas de la misma manera que a mi, lo que más me dolió fue la lejanía, que podía hacer, sino decirle -que bien, me alegro por ti-, e internamente morirme. Ahora mi decisión depende de todo, quiero cambiar mi cuerpo para sentirme bien conmigo mismo, quiero renacer luego de ir al gimnasio y ser yo mismo de nuevo, borrar de mi existencia su nombre, su apellido, sus telefonos, sus fotos, sus miradas, sus sonrisas, sus alegrías y tristezas, todo. Para que de una vez por todas pueda extraerlo de mi cabeza. Y como se dice “un clavo saca a otro clavo”…..

Carlos oía a Bruno como si estuviera escuchando las melodías más dulces de su vida, estaba feliz, no creía lo que estaba sucediendo. En la primera clase lo miró con otros ojos, pero después supo que no era su tipo hasta este día. Bruno le contaba sobre su vida, que estudiaba comunicaciones, que estaba mal en un curso y que en su casa no creían en él. De pronto llegaron a un parque, cerca al instituto, no tenía bancas, así que se sentaron en el pasto. Carlos le pregunta si le molestaba que fumara, Bruno nego y le pidió un cigarro. Mientras Carlos conversaba, Bruno ponía su mano en el pasto para apoyarse. Carlos sin pensarlo dos veces, hace lo mismo y le toca la mano. Se miran por un segundo, Bruno se ruborisa, y decide retirarla. Carlos lo mira admirado y le pregunta si era la primera vez que le había gustado otro chico, Bruno asentía. Carlos le dijo que no había ningún problema, que es solo dejarse llevar y disfrutar el momento. Bruno le dice que ya era tarde y decide irse. Carlos se queda en el parque pensativo, no sabe que hacer, sonrie en silencio, termina su cigarrillo luego de una bocanada lo pisa, mira como Bruno se está llendo sin mirar atrás y decide irse por otro camino, sin pensar en nada más.

Carlos llegó a la clase de inglés, estaba féliz por la salida de ayer con Roberto, casi siempre llegaba tarde, como hoy. Mientrás caminaba recordaba los momentos. Como sus manos en el taxi se entrelazaban y de una vez Roberto no dejaba de mover sus labios contra los suyos. Aún podía sentir esos movimientos, pero estaba cerca de su aula. Entró y se sentó junto a un chico que no le caia muy bien, pero no había otro asiento. De inmediato la profesora, hizo que todos los alumnos formaran grupos de a dos y Carlos le tocó con el chico que no le caía, Bruno. Como estaba de buen humor lo trato muy bien y Bruno sintió la diferencia, lo empezaba a mirar de una manera extraña como si deseara que no dejara de hablar. De repente Carlos volteo a mirarlo y Bruno lo miraba con la boca abierta y se sintieron bien. Durante la clase, se reían juntos, se prestaban sus cosas y en un momento Carlos voltea y Bruno está tan cerca que parece que le quiere dar un beso. Suena el timbre, se  despiden y cada uno se va por su lado, Carlos voltea y ve a Bruno que se había parado y lo miraba, sonrieron y caminaron juntos.

Carlos llega a clases, primer día del segundo ciclo en la universidad, se encuentra con sus amigos que pasarón el ciclo anterior, nota que hay caras nuevas, y sus ojos se quedan atontados. Al salón llegó un chico nuevo, bajo de estatura, con el pelo corto, ojos verdes o pueden ser azules y algo fornido. De inmediato su mejor amigo, Frank, se dió cuenta de la situación. Los siguintes días las miradas se hicieron notorias, Frank le pide a Carlos que no sea tan obvio , no le hace caso y lo sigue haciendo. Frank le cuenta a Carlos que unos días atras Roberto, el chico nuevo lo había invitado a tomar algo a un bar cerca de la universidad con algunos compañeros del salón y escucho una conversación de Roberto con uno de sus amigos, donde le contaba a cerca de que un chico del salón lo miraba mucho y no sabía que hacer. Carlos se quedó un poco molesto por no haber sido el él que fue a esa diferente reunión.

Al día siguiente Carlos y Frank conversaban sobre el tema de un curso, de repente Carlos siente que alguien se acerca, pero prefiere no voltear, un chico les pregunta si tienen los apuntes de Geopolítica, Carlos maravillado por esa extraordinaria voz, se adelanta a Frank y le dice que sí lo tenía, que le diera un minuto para buscarlo, cuando le entrega el cuaderno a Roberto, no pudo resistir mirarlo y sonreir, Roberto lo miró e hizo lo mismo, fueron los segundos más extraordinarios de Carlos.

Esa misma tarde Frank pasmado por el espectáculo, le dice a Carlos que no debería ponerse tan contento, que los demás se pueden dar cuenta, Carlos decide no hacerle caso. Van a la biblioteca juntos y Carlos entra al baño antes, y encuentra a Roberto, no sabe que hacer, pero prefiere no huir. Roberto se secaba las manos, Carlos se lavaba las manos, de repente en un impulso lleno de desesperación, Carlos coje a Roberto de los hombros lo pone contra la pared y le da un beso, Roberto le corresponde, se abrazan. Se van juntos. Frank, busca a Carlos y no lo encuentra, sabe que su amigo es despistado así que se va a su casa. Carlos y Roberto esperan un taxi, en el paradero, cuando se suben, Frank ve a Carlos y a Roberto en el taxi. No sabe que pensar.


    • furanko: es una historia tan complicada ... si tan dejaras que te den una mano y poder ayudarte Eres muy especial para mi... no te mortifiques
    • Milita: Hey! me encantó pero muy cortitoO! másss, que más sigue!!! está interesante!! SaludosS
    • militak: Muyy buenoooooooooo!!! qué sigue qué sigue!!!!!!!!!!!!

    Categorías